jueves, 6 de noviembre de 2008

THEY COULD

The Election Day llegó en forma de martes en pleno noviembre otoñal, día atravesado en la semana, que en cualquier país latinoamericano merece ser celebrado un sábado o un domingo dado los altos niveles de planificación, logística y estrés latino que le solemos agregar a ese momento crucial. Para los norteamericanos un día más que si bien tenia importancia de acuerdo a lo que estaba en juego, no debía este romper sus rutinas y actividades diarias y así fue, calles abarrotadas de gente caminando de un lado para el otro con destino a sus trabajos, casas, almuerzos de negocios, homeless pidiendo dinero a las puertas de lujosas tiendas o buscando cobijo del terrible frío otoñal que si tenían como destino cualquier Starbucks, correrían con la suerte de un café gratis a todo aquel que hubiese cumplido con su deber. Colas eventuales de votantes que esperaron el último dia para decir que pensaban, otros mas precavidos lo hicieron con antelación, la semana anterior, tranquilidad en las calles muy a pesar del normal ritmo de las grandes ciudades, sin grandes operativos de seguridad, la respuesta ya estaba en las urnas y democráticamente se haría sentir al final de la tarde. Son las siete de la noche y no hay espacio para caminar en las calles de New York, gente como hormigas corren hacia la Penn Station, a los pies del majestuoso Madison Square Garden rumbo a sus hogares, faltaba poco para saber quien ocuparía la Casa Blanca a partir del 20 de Enero de 2009, mi hermana y yo rumbo tambien a nuestro hogar de esa noche, el aeropuerto de La Guardia,en el cual nos tocaría pasar la noche, un televisor en nuestro frente resultaba un recurso valioso al hablar de números, porcentajes y mapas electorales que para el momento eran determinantes. Mesas electorales aun sin cerrar, votos sin escrutar, porcentajes que se pisaban los talones, caras de incertidumbre a mi alrededor y un silencio sepulcral, todos parecían tener confianza en lo que habían votado temprano y en haber sido fieles a su decisión muy a pesar de cual seria el resultado, se percibía que todos respetarían la opinión de la mayoría. Viajeros iban y venían algunos se detenían frente a la TV otros seguían confiados, los vigilantes, seguridad aeroportuaria y maleteros continuaban con sus labores y unos mas que otros se sentían expectantes. Poco menos después de las 10 de la noche no había duda, Obama había resultado favorito de la consulta popular, primer presidente negro en la historia de los EEUU, uno que otro aplauso se dejo colar, y también la esperanza se dejo ver en los ojos de muchos afroamericanos que allí estaban siendo protagonistas de una especie de reivindicación que apenas empezaba. Desde Phoenix de forma heroica Mc Cain felicitaba a su hasta entonces contendor y de ahora en adelante presidente (http://es.youtube.com/watch?v=kl-Zva9pvb0&feature=related), Obama junto con su familia y ante cientos de seguidores en Chicago daba su primer discurso como presidente electo (http://es.youtube.com/watch?v=jl46CGLrZ0g). No quedaba nada mas que ver y decir, ya como bien dijeron tanto Obama como Mc Cain, America había hablado, en este caso particular los Estados Unidos de Norteamerica.

Algunas anécdotas durante el regreso, me preguntaba Félix, mi vecino de avión el trayecto New Tork – Miami, un Puertorriqueño residente en el Bronx Neoyorquino ¿Durara el negrito un año en la casa blanca?, me limite a decirle que el mismo pueblo que lo eligió, igualmente lo quitaría si consideraba que no cumplía con lo prometido, me quede pensativa y analice después que quizás su pregunta se debía mas a un temor natural de que pudiese sucederle algo al presidente, teniendo en cuenta el historial de atentados a los inquilinos de la casa blanca. Omar un dominicano con 15 años en New York, nos comentaba a mi hermana y a mi, que desde que vive en la ciudad nunca se había motivado a votar por nadie y sin embargo lo hizo por primera vez por Barak Obama porque considera que este oye la voz de los mas pobres y desposeídos, amen de una relación afectiva por cuestiones raciales, el sueño americano que creía estar cumpliendo al poco tiempo de llegar a los EEUU, se vio mermado en los últimos años y su esperanza tiene ahora nombre hebreo. Cifras importantes que hay que destacar de este proceso electoral, el mayor nivel de participación electoral en la historia norteamericana (66% vs. 49% del promedio histórico), lo respaldaron 63.250.000 votantes, un 95% de votos a favor de Obama procedió de la comunidad afroamericana, de los que votaron por primera vez, el 70% votó por Obama. No se si Obama lo hará bien o no, lo que si se es que desde el dia 4/11/2008 ha hecho historia y que ademas tiene sobre sus hombros la esperanza de muchos hombres y mujeres que pusieron su confianza en él y en su discurso. Yes we can! fue su lema a lo largo de la campaña presidencial and they could.

3 comentarios:

Andrés dijo...

No cabe duda que estas elecciones han sido las más mediatizadas de toda la historia en país alguno, por muchos factores que confluyen a la vez. Sin embargo lo que más me he llamado la atención al respecto, por conversaciones que he tenido con amigos que viven en USA desde hace muchos años, es que el resto del mundo ha estado más pendiente del color de piel de Obama, de lo que lo estaba la sociedad estadounidense. Cierto es que USA es el país del mundo capaz de lo mejor y de lo pero que pueda existir, pero en esta ocasión sencillamente creo que ni lo uno, ni lo otro, sino que los ciudadanos han votado por el cambio, puesto que los gobiernos demócratas siempre han sido fructíferos para su economía interna y es lo que ellos (y por extensión, el mundo) necesitan en estos momentos de crisis.

FIZ dijo...

Ó bon é que desaparece Mr. Danger.

Bicos

cuidadomujerpensando dijo...

Muy buen post, primera vez que paso por aqui.. te felicito !